Diario Imagen de Arrecifes
Interés general

Minicuotas Ribeiro cerró sus puertas en Arrecifes

Lamentablemente, la tremenda crisis económica que atraviesa nuestro país se hace eco en Arrecifes. En los últimos tiempos se han cerrado varios negocios que no han podido absorver esta situación, a los que se suman el momento crítico de empresas y Pymes locales, también inmersas en la misma problemática.

Un nuevo y triste capítulo se dio en la mañana de hoy, cuando los empleados que trabajaban en la sucursal de la firma de ventas de electrodomésticos Minicuotas Ribeiro, con 109 años de historia a nivel nacional,  ubicada en plena calle Ricardo Gutiérrez, se encontraron con que las persianas del comercio estaban bajas, no pudiendo ingresar ni siquiera a buscar algunos elementos personales. Y las persianas nunca más volvieron a subirse.

La sorpresa fue total para los empleados, ya que si bien la situación era difícil desde un par de meses a ésta parte, incluso con el despido de varios trabajadores, la sucursal todavía seguía funcionando, a pesar de la poca venta y el faltante de algunos electrodomésticos.

El cierre de esta sucursal se habría sumado a otras dos que se encontraban en la misma situación, una de ellas en el barrio porteño de Flores y la restante en Casilda (Santa Fe).

La cadena tiene 85 locales y 1.500 trabajadores en todo el país. Ya se habían cerrado locales en San Nicolás y San Luis, mientras que se hicieron ajustes en sucursales en Santa Rosa, Roque Sáenz Peña, Mar del Plata, Las Varillas, San Juan y Villa Constitución.

Según se informó desde medios nacionales, hace 5 meses la empresa entró en proceso preventivo de crisis «obteniendo el beneficio de no pagar cargas sociales» de sus empleados. En otro medio, aseguraron que la empresa, propiedad de Manuel Ribeiro (tercera generación de fundadores) «Paga sueldos en cuotas desde enero, tuvo que pedir el procedimiento preventivo de crisis y no pudo saldar la totalidad de los aguinaldos».

En la tarde de hoy un camión de la firma cargaba todos los artículos que aún permanecían en el local, y se solicitaba a los clientes que pagaban cuotas que debían comunicarse al teléfono (011) 6091-5005.

Mientras, los empleados que todavía trabajaban en el local estaban pendientes de su situación, reuniéndose en una escribanía con representantes de la empresa para poder cobrar o negociar la correspondiente indemnización.

Notas relacionadas

Salto: Mantenían relaciones íntimas dentro de un auto y acabaron en el río

Diario Imagen

“Estamos atendiendo muchos casos de animales con síntomas de envenenamiento…”

Diario Imagen

Inspecciones y polémica por los carritos de comidas

Diario Imagen
Cargando...