Diario Imagen de Arrecifes
Interés general

Crecimiento sostenido de casos positivos de COVID-19

Desde el anuncio de las restricciones a nivel local para frenar el impacto de la segunda ola de COVID-19, Arrecifes sumó 75 nuevos casos positivos oficializados por la Municipalidad. De los mismos 12 se recuperaron y, lamentablemente, la pandemia se llevó la vida de un vecino.

El 8 de abril, el intendente oficializaba restricciones para frenar el avance de la segunda ola de COVID-19 en nuestra ciudad. En ese momento, Olaeta se mostraba preocupado por los 15 casos positivos. En ese momento aún estábamos en Fase 5 y hoy, a pesar de las medidas, retrocedimos una fase y sumamos 75 nuevos contagios. Fueron 12 días; en ese lapso sufrimos 1 fallecimiento; por día 1 persona se recuperó y promediamos 6 contagios diarios.  ¿Por qué no funcionaron las medidas? ¿Porque no sirven? ¿Son muy permisivas? ¿Porque no las cumplimos? ¿O funcionaron y hoy tendríamos un panorama peor?

Ahora, cuando faltan 10 días para que se cumpla el plazo de vigencia de estas medidas, en el que haremos un balance más completo, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el fallo más evidente fue a la medida que prohibía «reuniones sociales de más de 20 personas en espacios públicos al aire libre».

El domingo pasado, como cualquier fin de semana anterior, el predio del Viejo Molino, o el Balneario, estaban abarrotados de gente disfrutando del clima y el solcito. Estaría bien en un contexto normal, pero aún estamos en medio de una pandemia, que por estos días a nivel mundial y nacional muestra su peor cara. Hace falta nada más ver el AMBA, donde los centros de salud están colapsados y a nada de decidir a quien le dan cama y a quien no.  Y ni que hablar de las «fiestas clandestinas», nombre simpático que se le puso a un delito federal, que viola un decreto presidencial, y sobre el que en algún momento los responsables deberán rendir cuentas ante un juzgado federal. La última fue en la autopista a la altura Viña, y parece que los organizadores daban instrucciones a los asistentes para esquivar los controles policiales. Fue todo tan obvio, tan burdo, que lo clandestino fue público y la policía pudo dispersar a los asistentes. En otras oportunidades, la Policía cortó la fiesta y arrancó de nuevo cuando se fueron los uniformados, o se traslada, o a veces los vecinos se resignan a que la Policía no aparezca. Ellos, los chicos y chicas (y algunos no tanto), piden que los dejen divertirse en libertad, lo que no está nada mal… Pero, repetimos, estamos en medio de una pandemia con una segunda ola que aún no golpeó fuerte en Arrecifes. Y muchos queremos que no golpee, pero parece que somos los menos.

El único indicador «favorable» es la ocupación de camas en el Hospital, de los pabellones dispuestos para COVID-19 sólo hay 8 ocupadas (ninguna en terapia). Hace 12 días había 1 sólo internado ¿Estamos bien??

Los barbijos y cubrebocas se usan poco, y mal, se rompió el distanciamiento y el lavado de manos o uso de alcohol en gel pasó a la historia. Como en Israel, donde no hay pandemia, y en Arrecifes, donde tuvimos 2600 casos de COVID-19 y 49 muertes.

Y menos mal que tenemos las vacunas…

En este panorama ¿Hay un único responsable? ¿No seremos también un poco nosotros? Por no usar barbijos, amontonarnos en el Molino, permitir que los más chicos vayan a la clandestina y no hacernos cargo que estamos en medio de una pandemia, y tenemos que cuidarnos todos, entre todos.

 

Notas relacionadas

Acuerdo salarial entre el Municipio y los profesionales de la Salud

Diario Imagen

Con 86 nuevos casos, Arrecifes llega a los 300 activos

Diario Imagen

Siguen apareciendo nuevos casos: 2 casos positivos de COVID-19 en Arrecifes

Diario Imagen
Cargando...