Diario Imagen de Arrecifes
Política

Publicación Pedida: El Patoteo a la Democracia

La Real Academia Española define como “patotero/a” a la persona que manifiesta una conducta agresiva y provocativa hacia los demás.

Esto es lo que venimos viviendo en el Honorable Concejo Deliberante de Arrecifes (desde dentro mismo nos invitamos a cuestionar el calificativo de “honorable”) desde que el señor Francisco “Paqui” Bóveda ejerce la Presidencia, con la necesaria complicidad de su bloque de Juntos por el Cambio.

En innumerables y diversas situaciones y temas, desde la oposición los invitamos en sesiones públicas a debatir diferencias y a tratar de consensuar. Pero invariablemente no recibimos respuestas, en muchos casos llegando al límite de la irracionalidad para buscar, a toda costa, imponer autoritariamente su mayoría.

Es decir: se niegan a hablar en un ámbito deliberativo; mucho más a argumentar, a fundamentar y a explicar hechos graves que están ocurriendo y son de dominio público.

Ese patoterismo, evidenciado como reiterada conducta, ha tenido en estos días otro punto de alta gravedad institucional.

Trataremos de ser claros en la explicación hacia la comunidad de Arrecifes a la que nos debemos.

Es conocida la situación de violencia laboral que está sufriendo nuestra compañera del Concejo Deliberante, trabajadora municipal, Sabina Bravo, a quien se le niega el debido reconocimiento salarial a sus horas adicionales trabajadas. Ella debió peregrinar y exponerse –injusta e innecesariamente- para pelear por sus derechos laborales. Pero el presidente del Concejo (reiteramos, con la complicidad de su bloque) la llevó al extremo que seguramente buscaban: que abandone su lugar de trabajo de 25 años porque vaya a saber por qué “les molesta”.

Terminó el año legislativo y no sólo no resolvieron su situación sino que tampoco la rechazaron. Decidieron “reservarla en Presidencia (Bóveda) y tratarla el año que viene”. O sea recién en marzo de 2021, cuando se retomen las sesiones ordinarias. Entiéndase que estamos hablando del sustento económico de una trabajadora que en 25 años nunca tuvo ni un solo inconveniente laboral.

Ante tamaña denigración y clara muestra de violencia laboral, Sabina Bravo decidió pedir el traslado desde el Concejo Deliberante a otra dependencia municipal, cualquiera donde se sienta respetada y no maltratada y humillada.

Esa nota ingresó al temario de asuntos a tratar, por lo que desde el Frente de Todos resolvimos pedir una sesión extraordinaria entendiendo que el caso lo amerita. La firmamos los cinco concejales de la oposición. Y el Reglamento Interno del Concejo establece que con cinco ediles que firmen ese pedido de sesión extraordinaria, el Presidente está obligado a convocarla.

La nueva muestra de “patoteo a la democracia y a las instituciones” se da cuando Bóveda, efectivamente convoca a la sesión extraordinaria para las 11:30 de hoy (era para tratar ese único asunto) y arbitraria y dictatorialmente lo excluye del orden del día. O sea que el Concejo va a sesionar extraordinariamente por un tema que no se va a tratar.

En cambio, incluyó en el orden del día numerosos temas que nada tienen que ver con el objeto de la sesión (el reglamento interno establece también que debe tratarse únicamente el asunto para el que fue convocada) y la mayoría de ellos no reviste carácter de urgente. O sea que Bóveda la convirtió en una sesión ordinaria (el período de ordinarias finalizó el 30 de noviembre) y excluyó y ocultó el único y fundamental tema a tratar.

Acentúa la gravedad de sus actitudes la decisión de celebrar la sesión al mediodía, cuando sabe que por motivos laborales la mayoría de los concejales de nuestro frente no podemos estar presentes. Éste fue un cambio que también decidió Bóveda, rompiendo la historia de décadas del Concejo Deliberante que siempre sesionó de noche, para evitar que la oposición tenga voz.

Con estas mismas actitudes patoteras, irracionales, se negaron a investigar las becas a estudiantes irregular y escandalosamente otorgadas, se negaron a debatir el Presupuesto 2020 y también se niegan a hacerlo con el de 2021.

Fíjense, queridos arrecifeños, hasta dónde llega el avasallamiento y la ceguera de los concejales oficialistas que, en esta misma sesión de hoy, APRA presenta una nota pidiendo reunirse con la Comisión de Presupuesto del Concejo Deliberante para trasladarnos las inquietudes del sector agropecuario al respecto, y paralelamente Juntos por el Cambio va a aprobar la Ordenanza Fiscal e Impositiva y el Presupuesto 2021 sin siquiera escucharlos. Como tampoco nos escuchó a nosotros ni a la Cámara de Comercio e Industria ni a nadie. Es que van a aprobar las ordenanzas más importantes de una ciudad, las que lamentablemente los vecinos van a sufrir con fuertes aumentos, sin siquiera haberlas leído.

Ante tantos atropellos, arbitrariedades y violencia institucional. Y ante la imposibilidad de que el oficialismo acepte siquiera el diálogo adulto, razonable y responsable, lo más “sencillo” para Bóveda y sus compañeros fue impedirnos asistir a la sesión con el horario impuesto sin ningún tipo de diálogo y –mucho menos- de consenso. Reiteramos que es un tema sobradamente hablado internamente porque lo que más queremos –y nos corresponde- es cumplir con las obligaciones que asumimos ante el electorado.

Esperemos que reflexionen y vuelvan a permitir el libre ejercicio de la democracia en Arrecifes, escuchando y atendiendo todas las voces, no sólo nuestras sino de todos los vecinos e instituciones afectadas.

Gracias por vuestro tiempo.

Tana Di Palma
Roxana Valdatta
Flavio De Sciullo
Jorge Eterovich
Daniel Bolinaga
Concejales Frente de Todos Arrecifes

Notas relacionadas

El PJ local unido

Diario Imagen

Marcos Di Palma con Katopodis en la autopista Pilar-Pergamino

Diario Imagen

Unidos, pero no todos

Diario Imagen
Cargando...