Diario Imagen de Arrecifes
Interés general

Lic. Marina Carluccio  (Directora del CPA): “Lo que más preocupa es el consumo de alcohol…”

Marina Carluccio (1)

La adicción es el hábito que domina la voluntad de una persona. Se trata de la dependencia a una sustancia, una actividad o una relación. La adicción, por lo tanto, tiene graves consecuencias en la vida cotidiana de los adictos. Sobre la realidad que vive nuestra ciudad en este aspecto se entrevistó en Radio GEN (91.9) a la directora a nivel local del Centro de Prevención de Adicciones, la Lic. en Psicología Marina Carluccio.

“El trabajo es mucho, la problemática creció. Las estadísticas a nivel Provincia indican que el consumo ha crecido un montón, y en Arrecifes no somos una isla, vamos a la par de estas estadísticas. Los últimos años la problemática del consumo se ha triplicado”, sostuvo la profesional.

De acuerdo a la visión de Carluccio sobre el tratamiento de una adicción en la actualidad “en estos tiempos hay un nuevo paradigma en el que nosotros trabajamos, que tiene que ver con el consumo problemático de sustancias. Porque no todo consumidor es un adicto, pero un consumidor que todos los fines de semana se la ‘pone´ con el alcohol tiene un consumo problemático de sustancia; cuando está poniendo la sustancia en el medio para divertirse, para poder ‘encararse’ una chica, o para juntarse con los amigos. Esto nos permite ampliar la mirada y ocuparnos de los inicios, porque cuando llegas sobre el final con el problema ya instalado cada vez se hace más difícil. Buscamos problematizar el consumo en las etapas iniciales, por eso enfocamos en los adolescentes y hacemos prevención en las escuelas, por ejemplo con talleres”.

Sobre la principal adicción a la que se enfrentan en el CPA, Carluccio expresa “la gente se sorprende cuando digo que el consumo que más me preocupa es el de alcohol. Sucede que el consumo de alcohol se ha naturalizado, hay una tolerancia social, los chicos salen, se emborrachan en los cumpleaños de 15, en las previas antes de ir al boliche. Por eso estamos tan preocupados, es lo que más instalado está, y cuando más se naturaliza más avanza. Cuando voy a la escuela a dar clases o en los talleres y pregunto ¿Cuál es la droga que más se consume en Arrecifes?, ellos rápidamente dicen: ‘es la marihuana, el porro’, y cuando les digo que es el alcohol se sorprenden. No pueden leer que el alcohol, aunque sea legal, es una droga y te introduce en una problemática tan grave como cualquier otra”, agregando sobre las incidencias de este consumo que “el alcohol pueden derivar en un montón de cosas, como un embarazo no deseado, el consumo de otras sustancias, accidentes de tránsito, una enfermedad de transmisión sexual. Hay chicas que se despiertan y se preguntan ‘no sé cómo tenía este tipo al lado’. Es muy triste, pero es una realidad”.

En la nota, la responsable del CPA sostuvo que “el consumo de alcohol empieza en edades muy tempranas, se acortaron muchísimo. Hoy las estadísticas hablan que en la provincia las edades de inicio son a los 13 y 14 años, y en Arrecifes pasa lo mismo. Como ejemplo puedo decir que nosotros al estar en el mismo edifico que el Servicio Local de la Niñez trabajamos en forma mancomunada, y recibimos derivaciones de dicho Servicio bastante más frecuente de lo que quisiéramos”.

Sobre el papel de la familia en esta problemática manifestó “el discurso social de muchos padres en un cumpleaños de 15 es ‘si no pongo una barra con bebidas alcohólicas no va nadie al cumple’. No se dan cuenta que con esto están habilitando el consumo de alcohol en niños de 14 o 15 años”, agregando que “además de esto, en muchos casos la reglamentación vigente en la Provincia no se cumple; no se puede vender alcohol a los menores de edad, pero lo hacen, y esto es muy grave si se tiene en cuenta que el consumo de cualquier otra sustancia mayoritariamente está asociada al consumo de alcohol. El alcohol es una droga legal, pero la legalidad no le quita peligrosidad; nosotros trabajamos de manera articulada con el hospital, y los fines de semana los ingresos mayoritariamente son de intoxicación alcohólica, no por consumo de cocaína”.

Por otra parte sobre el consumo de marihuana en Arrecifes destacó que “es importante, porque también tiene esto de la tolerancia social, la marihuana ya no es lo que en nuestra adolescencia era. En los jóvenes está la naturalización, y en los adultos de a poco comienza a desarrollarse la tolerancia social al decir ‘bueno, ya todos lo hacen…’ Las estadísticas señalan que en nuestro país ha disminuido el consumo de tabaco, las campañas han resultado, pero como contrapartida ha aumentado el consumo de marihuana. Esto nos lleva a pensar que en realidad se cambió una cosa por otra. Ahora es frecuente que alguien fume marihuana y no tabaco”.

Respecto del consumo de cocaína u otras drogas duras la psicóloga manifestó “en Arrecifes, de acuerdo a las estadísticas que manejamos, hay un consumo un poco menor a los números de la Provincia; pero nuestras estadísticas también son relativas, ya que hablo desde el ámbito de lo público, porque no todos vienen a consultarnos sobre esta problemática, hay mucha gente que tiene la posibilidad de hacer una atención privada. La problemática está cargada de prejuicios, y ante esto, quien puede hacerlo, por ahí opta por la atención privada”.

Sobre el trabajo de prevención que llevan adelante desde este ente provincial señaló “para nosotros se ha corrido el eje de la prevención, ahora no es enfocarnos en la sustancia sino en el sujeto. En el consumo tiene que ver la relación del sujeto con la sustancia, por eso los talleres que nosotros hacemos en las escuelas tienen que ver con trabajar con los chicos en problematizar, trabajar su autoestima, su tolerancia a la frustración, su integración en el grupo”, y con respecto a los resultados dijo “no tenemos estadísticamente los números de recuperación de los consumidores que quisiéramos tener, pero el trabajo se hace, sucede que no es tan fácil”.

Muchas veces se asocia la delincuencia con la droga, y la incidencia que ésta tiene en un sujeto a la hora de delinquir. Sin embargo Carluccio aclaró “esta es una problemática que tiene prejuicios y estereotipos, esto de poner al adicto como un delincuente, enfermo, nos lleva a pelearnos un poco con este pensamiento. No digo que no haya hechos donde suceda un ilícito perpetrado por alguien que es adicto, pero para nosotros quien consume una sustancia es un sujeto que está sufriendo, que no está pudiendo enfrentar una situación, y como parche a ese sufrimiento consume una sustancia que lo alivia un rato y que le ocasiona un problema mayor”, agregando “el consumo de una sustancia para nosotros es un problema de salud mental”.

Ante la pregunta sobre si incide la crisis económica que atraviesa el país en el consumo de una droga, la responsable del CPA fue contundente al mencionar  “el consumo se da cuando hay una situación conflictiva, y esta crisis económica que vivimos y la situación de vulnerabilidad en la que quedan muchas personas predisponen al consumo. Además aparecen sustancias más económicas y más nocivas, como el paco, o inhalar pegamento”.

El CPA funciona en el Centro de Salud Municipal, ubicado calle Ramón Lorenzo 35 (viejo edificio de Entel) con horario de atención de 08:00 a 14:00 hs.-  Los viernes también se atiende en el CIC de Barrio La Cumbre, por intermedio del pastor Martín Navarro, operador socio comunitario del CPA, con una labor en la orientación y derivación de pacientes. Además de Carluccio, comparte la labor del tratamiento psicológico a nivel local en el ente mencionado el psicólogo Laureano Pintos. Se brinda atención tanto a la persona que padece la problemática del consumo como al familiar que se acerque a consultar.

 

 

Notas relacionadas

Programa del 25 de Mayo

Diario Imagen

Se determinó el inicio del ciclo lectivo 2019

Diario Imagen

Intendente Olaeta: «Vamos a seguir en fase cinco»

Diario Imagen
Cargando...