Diario Imagen de Arrecifes
Interés general

Humo sobre Arrecifes. Desastre ambiental por la quema en las islas del Paraná

No es un eclipse, tampoco un cielo tormentoso. Lo que hoy vivió Arrecifes es la consecuencia de los incendios, muchos de ellos intencionales, que sufren las islas del Paraná.

Es tanta la dimensión de los incendios que el humo y el olor a quemado ha llegado hasta esta zona. Y hay un orígen y un motivo, por demás de censurable. Productores ganaderos que no tienen mejor idea que la de quemar pastizales, para despejar y limpiar terreno, y preparar el lugar para la pastura de su ganado. Sin detenerse a pensar siquiera en el impacto ambiental que ello ocasiona, ni el daño terrible a la fauna que allí habita. Pero no les importa, sólo sus intereses.

Lo que se quema es una franja de unos 300 kilómetros de largo al sur de de la ciudad de Paraná y hasta las cercanías de la ciudad de Buenos Aires: un humedal de 17.500 kilómetros cuadrados que incluye zonas anegables y cursos de agua que son el hábitat de numerosas especies de fauna silvestre, desde aves y peces migratorios hasta el gato montés, el lobito de río y el carpincho, tres especies típicas de la región en estado vulnerable según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN). Con menos territorio por la bajante del Paraná y acechados por los incendios -en su gran mayoría intencionales-, son numerosos los testimonios de su destino fatal.

Un inventario preliminar de la fauna del humedal confeccionado por el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario enumera 472 especies de vertebrados, entre las que se incluyen 200 clases de aves, 36 de mamíferos, 29 de reptiles, 22 de anfibios y 185 de peces. El informe remite a estudios previos del Plan de Manejo de la Reserva, el Plan del Sitio Ramsar y el nunca aplicado Plan Integral Estratégico para la Conservación y el Aprovechamiento Sostenible de la Región Delta del Paraná (Piecas).

Se trata de especies de linaje chaqueño paranaense que habitan en un amplio espectro de comunidades en micro ecosistemas de humedal, hábitat en el que las inundaciones provocadas por el río son parte de su dinámica. También las bajantes. El problema es cuando estas últimas –la actual es una de las más pronunciadas y extendidas– coinciden con acciones humanas depredadoras como la quema de pastizales ilegales y sin recaudos, que terminan por descontrolarse.

Así, los productores ganaderos destrozan el medio ambiente y el ecosistema de esa zona, que esta vez se ha extendido por la acción de.los vientos, trayendo humo y contaminación a esta zona de la provincia de Buenos Aires.

Aunque pareciera que las pruebas son inequívocas e irrefutables; la orientación de la investigación de la Justicia es diametralmente opuesta, ya que las primeras detenciones, según consigna Télam, fueron a dos pescadores oriundos de la ciudad de San Lorenzo (Santa Fe) y mayores de edad, quienes fueron apresados por personal de la Comisaría 1ra. Sección Islas Victoria.

Los detenidos, que se hallaban junto a dos menores, están acusados de provocar «el inicio de un foco de incendio en las islas del Departamento Diamante, frente a la localidad santafesina de Timbúes». A los hombres se les labró «un acta de infracción a la Ley Provincial de Pesca por no poseer licencia habilitante y por estar pescando en un día no permitido (sábado)».

Una causa poco importante y unos detenidos muy convenientes para un durísimo golpe que está sufriendo la naturaleza en nuestro país.

Notas relacionadas

Siguen los trabajos en la Autopista Pilar-Pergamino

Diario Imagen

En la Provincia de Buenos Aires evalúan derivar pacientes con COVID-19 a municipios del interior

Diario Imagen

“Sé turista en tu ciudad” va por el último capítulo del año

Diario Imagen
Cargando...