Diario Imagen de Arrecifes
Deportes

Gresca en el Estadio Municipal

Estadio-Municipal

El fin de semana pasado, en el Estadio Municipal se vivió un hecho repudiable desde todo punto de vista, en el que se vieron involucrados un árbitro de fútbol y un espectador.

El hecho ocurrió cuando se llevaba a cabo una nueva fecha del Torneo de Inferiores que organiza la Liga de Salto, en el que interviene Villa Sanguinetti, que hace las veces de local en el Estadio Municipal «Pablo Zabaleta», donde recibió a CUSA, de Salto.

Según refieren testigos ocasionales, al disputarse el último de los partidos entre Villa y CUSA, correspondiente a la 5ª División, la hinchada visitante habría insultado durante todo el encuentro al árbitro Matías Colombo.

Cuando terminó el partido, los jugadores, cuerpos técnicos y árbitros debieron salir del campo de juego hacia la zona de vestuarios y hall principal del Estadio por la puerta que da al sector de plateas y no por el túnel, ya que el mismo se encontraba anegado por las lluvias caídas durante la semana. Tampoco pudieron utilizar la puerta que da al hall más cercana, ya que chapas y maderas colocadas en ese sector impiden el paso. Por este motivo, los protagonistas debieron recorrer la zona de plateas y entrada para acceder a los vestuarios por la puerta ubicada en el frente del estadio.

Según relatan los testigos, al hacer ese trayecto Colombo, un simpatizante de CUSA lo insultó hasta que al llegar al ingreso al hall principal, el árbitro lo derribó de una trompada. La gresca fue mayor cuando participaron del incidente otros asistentes a los encuentros, aunque en su gran mayoría, con intenciones de separar y calmar los ánimos.

Sin lugar a dudas, si la agresión de Matías Colombo a un espectador ocurrió tal como lo refieren los testigos, es un hecho repudiable y que merece la sanción que quien intervenga considere conveniente. Sabemos que los árbitros están expuestos a insultos y no deben reaccionar ante los mismos, ya que su rol no lo permite. Pero también es importante señalar que el hecho podría haberse evitado ¿Cómo? Sencillamente haciendo ingresar a los protagonistas a la zona de vestuarios y hall principal por la puerta más cercana al campo de juego, recorriendo sólo un par de metros, algo que no se puede hacer debido a que el Estadio se convirtió en un depósito de chapas y tirantes. De esta manera, se expone a árbitro, jugadores y cuerpos técnicos al contacto con los espectadores, con el partido apenas finalizado, las emociones a flor de piel y las pulsaciones aceleradas. Era de esperarse que en algún momento ocurriera una agresión o un hecho de este tipo, y lamentablemente ocurrió. Es hora de tomar las medias necesarias para que no se repita.

Notas relacionadas

Huracán arrancó su participación en la Liga Sur de Hockey

Diario Imagen

Por el Coronavirus se suspendió el arranque del Basquet de la APB

Diario Imagen

Obras comienza la segunda fase de la Copa Federación Norte ante 12 de Octubre de San Nicolás

Diario Imagen
Cargando...